Hay líneas que nos unen. Líneas que conducen, que guían. Hay líneas que nos cruzan. Hay líneas que podemos cruzar. Situarse frente a la línea que nos separa del vacío, nos une con él y nos invita a saltar. Quebrar el blanco y construir espacios con su pureza. Hacer de la piel extraña algo nuestro. Extrañarse a uno mismo. Abrir la garganta en un canto de libertad. Ser libertad sobre blanco y grito. Y piel. Y cruzar.

Pablo Alonso

Últimos Trabajos